Samstag, Oktober 29, 2011

"Erzherzog Johann" (1929) By Max Neufeld

Although many commoners think so, all aristocrats are not alike; they have many differences and varied interests (for example, this Herr Graf is not interested in anything at all) This is true even if they are from the same Teutonic family as demonstrated in “Erzherzog Johann”, a film directed by Herr Max Neufeld in the silent year of 1929 and which depicts the early life of the archduke John of Austria.

This important member of the Habsburg dynasty had a significant military career but after so many battles he turned away from such tiresome work and focused his efforts on more mundane though equally dangerous activities such as mountain climbing and chasing commoner girls. As you can see there are obvious irreconcilable differences between this Herr Graf and Herr Johann, because although we both had military careers (this Herr Von won many lost battles) and aristocratic origins (the Habsburg and the Galitzien dynasty are equally Teutonic although the latter one is broke), certainly this German count never will practice any sport, especially such a sweaty one as mountain climbing which obliges you to wear those horrible Alpine garments. And don’t forget the terrible fact that Herr Johann ( Herr Igo Sym ) finally marries the daughter of the postmaster of Aussee, Frau Anna Plochl ( Frau Xenia Desni ), a beautiful ruddy fraulein certainly but one with no means.

The film focuses its artistic intentions on depicting Herr Johann’s sporting life ; there are many beautiful mountain shots , the ones that Teutons like so much, during the first part of the film and later there is the courting of Frau Anna Plochl, the commoner fraulein who appeals to the aristocrat. These thrilling adventures are set in the Duchy of Styria, a region that Herr Johann was very fond of, becoming a benefactor to its inhabitants (especially Frau Plochl, ja wohl!...)

So the film is harmless and sweet hagiography on the early life of archduke John of Austria in such idyllic locales though occasionally there’s a trifling problem or two at the Viennese court but naturally, Herr Johann solves them quickly so we can leave the magnificence of the Vienesse court and get back to the bucolic Styrian landscapes . Thus we see the “tracht”, the national commoners’ costume of the German-speaking countries (that is to say, Germany and Austria) worn graciously by Herr Johann and there’s a nice look at the fancy dress of the decadent aristocrats at court (the resulting contrast makes for a bit of camp) All this merely provides the background to present a romantic and idealized view of Herr Johann’s early life, obviously Herr Neufield’s only artistic purpose and one he fulfils with a vengeance.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must settle some differences with the Habsburg.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien


No todos los aristócratas son iguales, por mucho que así lo crean numerosos melenudos, pues ciertamente existen numerosas diferencias e intereses entre ellos ( por ejemplo, éste Herr Graf no muestra especial interés por nada… ) sin que importe incluso que compartan una misma procedencia teutónica; éste importante e irrelevante asunto se puede constatar en el filme “Erzherzog Johann”, filme dirigido por Herr Max Neufeld en el año silente de 1929, en donde los años mozos del archiduque Juan de Austria son puestos en imágenes.

Éste importante miembro de la familia de los Habsburgo tuvo una importante carrera militar aunque después de numerosas batallas, decidió dejar tan cansado trabajo para centrar sus esfuerzos en más mundanos, aunque igualmente peligrosos asuntos, como escalar montañas y perseguir a jóvenes plebeyas, dicho lo cual, pueden entonces ustedes certificar las evidentes e irreconciliables diferencias entre éste Herr Graf y Herr Johann, pues aunque ambos hemos compartido carreras militares ( éste Herr Von ganando numerosas batallas perdidas ) y familia aristocrática ( la casa de los Habsburgo y la de los Galitzien son muy teutónicas aunque la última se halla en bancarrota ), a éste conde germánico jamás se le ocurriría practicar ningún deporte y mucho menos uno tan trabajoso como escalar montañas en donde además hay que vestir espantosas indumentarias alpinistas, sin olvidarse igualmente del terrible hecho de que Herr Johann ( Herr Igo Sym ) se casa con la hija del director de correos de Aussee, Frau Anna Plochl ( Frau Xenia Desni ), una bella y rubicunda fraulein, aunque eso sí, sin posibles.

Y son en éstos aspectos, en donde el filme centra sus intenciones artísticas, reflejando la vida deportiva de Herr Johann ( numerosas escenas de montaña, esas que tanto gustan a los teutones, pueden verse durante la primera parte del filme ), además del cortejo de Frau Anna Plochl por parte de Herr Johann, transcurriendo tan emocionantes aventuras en el ducado de Estiria, una región muy apreciada por Herr Johann, llegando a convertirse el archiduque en una especie de benefactor para los lugareños, siendo Frau Plochl la más beneficiada, ja wohl!...

El filme resulta ser una inofensiva y edulcorada hagiografía de los días de juventud del archiduque Juan de Austria en tan idílicos lugares, incluyendo además algunos triviales problemas en la corte vienesa que finalmente serán solucionados por Herr Johann.
Por lo tanto en el filme ustedes podrán contemplar los bucólicos paisajes de Estiria además de la magnificencia de la corte vienesa, alternando planos en donde se puede ver a los lugareños, además de Herr Johann, vistiendo alegremente el “tracht”, esto es, el traje típico de los países germano-hablantes ( esto es, Germania y Austria ), además de otros en los cuales decadentes aristócratas llevan muy dignamente en la corte sus lujosos ropajes, consiguiendo finalmente Herr Neufeld un delicioso filme folclórico en donde lo que realmente importa es el atrezzo para poder así conseguir una visión romántica e idealizada de los lugares que rodearon y los acontecimientos que tuvieron lugar durante los años mozos de Herr Johann, siendo ésta la única y primordial motivación artística por parte de Herr Neufeld a la hora de realizar éste filme, un propósito que ciertamente logra con creces.

Y ahora si me lo permiten, les tengo que dejar momentáneamente, pues este conde germánico tiene que arreglar ciertas diferencias con la casa de los Habsburgo.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Samstag, Oktober 22, 2011

"Tartüff" (1925) By F. W. Murnau

It is always a pleasure to hear from Herr Friedrich Wilhelm Murnau even though this particular film is one of his minor works sandwiched in between two of his masterpieces, “Der Letzte Mann” (1924) und “Faust” (1926).

“Tartüff” (1925) was a film that Herr Murnau didn’t originally intend to direct, preferring to focus his artistic efforts on his next film “Faust”, once he finished “Der Letzte Mann” but in the end the German director did his duty in spite of a lack of enthusiasm for the project (After all, he was a genuine and strict Teuton).

Inspired by the play by the frenchified playwright Herr Molière, the film depicts one kind of masquerade inside another one, a film within-a-film. We get the classic story based on the original play and a new modern one, both critical of hypocrisy and dubious morality.

The passing of time has taken away the original nitrate copies of the film but the duplicates, however inferior, still don’t hide the remarkable aspects of the movie. The implicit eroticism and Murnau’s sibylline sense of humor come through very strongly. Murnau often uses close-ups to reflect the inner sentiments of the characters (and their falsities). Sham and imposture are duly mocked, especially that of Herr Tartüff, a false priest ( Herr Emil Jannings ). The trickster is finally unmasked thanks to the charms of Frau Elmire ( Frau Lil Dagover ), Herr Tartüff’s obscure object of desire.

The combination of a costume film with a modernen one, besides being original, enriches and complements them both. The social contexts are of course different: religious hypocrisy is more the concern of the classical part whereas the modern story skewers the selfishness and greed of society. Appropriately, the rococo sets are shot in a decadent but luminous style for the old story while a dark and gloomier manner prevails for the modern scenes (the work of Herr Karl Freund is superb).

“Tartüff” may be a transitional film for Herr Murnau but it is still an imaginative approach to the Molière play wherein religious criticism and moral weaknesses and other human sins are showed openly and straightforwardly.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must tell something very different from what really he is thinking to one of his rich Teutonic heiresses.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien


Siempre es un gran placer tener noticias de Herr Friedrich Wilhelm Murnau y mucho más si éstas están relacionadas con uno de sus filmes considerados como menores o no demasiado apreciados entre el populacho, como es el caso de “Tartüff” (1925), un filme insertado entre dos obras maestras del director germánico, “Der Letzte Mann” (1924) und “Faust” (1926).

Probablemente la causa del poco reconocimiento de “Tartüff” fue el hecho de que Herr Murnau no tenía intención de dirigir dicha película, centrando sus esfuerzos artísticos en el que consideraba su próximo filme “Faust” (1926) una vez finalizado “Der Letzte Mann” (1924), pero debido a ciertos acontecimientos, al director germánico le fue encargada la dirección “Tartüff”, haciendo sus deberes Herr Murnau pues a pesar de tal contrariedad, él era una auténtico y estricto teutón.

Inspirado en la célebre obra del afrancesado dramaturgo Herr Molière, el filme resulta ser una especie de doble mascarada, una película dentro de otra, en la cual se aprecia una parte más clásica e inspirada en la obra original y por otra parte una añadida más contemporánea, compartiendo ambas diferentes aspectos críticos, como puede ser la hipocresía religiosa y la dudosa moralidad de sus protagonistas.

A pesar de los numerosos incidentes y accidentes que el paso del tiempo han causado en el nitrato original ( solamente existen actualmente duplicados de la copia original germánica, la cual se haya perdida ), hay suficientes aspectos destacables que decir acerca de “Tartüff”, como por ejemplo el implícito erotismo de alguna de sus escenas, mostrado por Herr Murnau en atrevidos planos, incluyendo además a lo largo del filme un sibilino sentido del humor teutón para así mofarse acerca de los engaños e imposturas que se pueden ver en el mismo, haciendo un excelente uso del primer plano Herr Murnau reflejando así las profundas y oscuras intenciones, sean verdaderas o falsas éstas, de los diferentes personajes del filme, resultando ser especialmente efectivo en la farsa llevada a cabo por Herr Tartüff, ( Herr Emil Jannings ), un falso predicador, hasta que finalmente éste impostor es desenmascarado gracias a los encantos de Frau Elmire ( Frau Lil Dagover ), el oscuro objeto de deseo de Herr Tartüff.

La combinación de un filme de época con otro más contemporáneo es, además de original, muy enriquecedor y complementario, manteniendo ambas historias similares propósitos, aunque ambientados éstos en diferentes contextos sociales, siendo mucho más critica con la hipocresía religiosa la parte de época del filme, centrándose la contemporánea en el egoísmo social y avaricia de los tiempos modernos, todo ello ubicado en diferentes escenarios fotografiados éstos acorde con su peculiar atmósfera, decadente pero luminosa en los ambientes rococós y mucho más oscura y opresiva durante la parte moderna, contando Herr Murnau para tal menester con la ayuda del excelente trabajo de Herr Karl Freund.

“Tartüff” es ciertamente un filme de transición, una pequeña obra ubicada en el último y excepcional periodo creativo de Herr Murnau, en donde se puede apreciar una imaginativa mirada acerca del clásico de Herr Molière en donde la crítica hacia la religión, ciertas debilidades morales y otros pecados humanos, son mostrados de forma muy clara y honesta.

Y ahora si me lo permiten, les tengo que dejar momentáneamente, pues este conde germánico tiene que decirle a una de sus ricas herederas teutónicas todo lo contrario de lo que verdaderamente piensa.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Samstag, Oktober 15, 2011

"Opfer Des Hasses" (1923) By Hanns Marschall

Mixed feelings arose while this Herr Graf was watching “Opfer Des Hasses” ( Victims Of Hate ), a film directed by Herr Hanns Marschall in the silent year of 1923. This usually happens when this German count must choose between a rich Teutonic heiress and another one even richer but sometimes a well intentioned but poor film has the same effect.

“Opfer Des Hasses” depicts how the family of Herr Goldschmidt ( Herr Gyula Szöreghy ) a Jewish Russian manufacturer, suffered ruin and murder as victims of a pogrom during the Russian Revolution. Herr Goldschmidt manages to save two of his grandchildren and they flee to Vienna where the Jewish welfare organization helps immigrants in an orphanage in Baden. Years later Herr Goldschmidt tells the whole sad story ( in flashback ) to a visitor. This docudrama of tragic and historical events is by far the most interesting part of the picture and is both dramatic and moving.

Unfortunately, the section showing Herr Goldschmidt settling in Vienna turns into a special report about the humanitarian work of the Jewish Relief Organization. This has a certain historical interest but is done in such a slow and uninteresting way that it becomes boring, however praiseworthy the intentions. Just in case you fell asleep during the movie and missed the point, at the end three cute orphans appear on screen and ask you to contribute as much as you can to the Jewish Relief organization. This German count kept his hands in his aristocratic pockets during this shameless and clumsy appeal.

So, the film is a combination of a good story of the hardships suffered by the Jewish people due to the pogrom in Russia and a dull report that may have some sociological merit but is hard to sit through without squirming. “Opfer Des Hasses” is a good example that the end doesn’t justify the means.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must ask his servants to contribute as much as they can to the Save the Aristocrats Organization.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien


La proyección del filme “Opfer Des Hasses” (1923) de Herr Hanns Marschall, produjo en éste Herr Graf sentimientos encontrados aunque bien claros, lo mismo que le acontece a éste conde germánico cuando tiene que elegir entre una rica heredera teutona y otra mucho más rica… y la razón por la cual sucedióle esto, es que el filme en cuestión es todo un fiasco, a pesar de contar con una interesante base.

“Opfer Des Hasses” narra como varios miembros de la familia de Herr Goldschmidt ( Herr Gyula Szöreghy ), un comerciante judío ruso éste, son expropiados de todos sus bienes e incluso algunos de ellos son asesinados victimas del pogromo acaecido durante la revolución rusa, viéndose Herr Goldschmidt obligado a emigrar, con dos de sus nietos, a Viena, alojándose en un orfanato de Baden, gracias a la ayuda social que ofrecen a dichos emigrantes organizaciones judías de la capital austriaca.
Los años van pasando y Herr Goldschmidt tendrá la oportunidad de contar su triste historia a unas visitas que recibe en sus aposentos, siendo ésta la parte del filme más interesante, un docudrama en donde se dramatizan los hechos históricos sufridos por Herr Goldschmidt, repletos éstos de dramatismo y conmovedoras escenas.

Sin embargo, una vez que Herr Goldschmidt se asienta en Viena con sus dos nietos, el filme se convierte en todo un publirreportaje acerca de la labor humanitaria llevada a cabo por la organización judía de ayuda a los emigrantes protagonista del filme, reflejando en el más mínimo detalle los trabajos de asistencia social que dicha institución judía lleva a cabo y aunque dicha labor es ciertamente notable, es mostrada en el filme de una forma tan monótona y cansina, además de interesada ( tal y como acontece justo al final del filme en donde dos encantadoras niñas huérfanas piden al respetable que contribuyan con lo máximo que puedan con la susodicha organización judía ), que consigue aburrir y sonrojar al más aristocrático y estirado conde, por no mencionar que con dicha actitud, dicha institución judía contribuye sin quererlo a fomentar ciertos tópicos e ideas preconcebidas sobre el pueblo judío.

“Opfer Des Hasses” resulta ser finalmente, una combinación, por una parte, de una buena y dramatizada historia acerca de los sufrimientos y penurias del pueblo judío durante el pogromo sufridos por éstos durante la revolución rusa y por otra, un aburrido e interesado publirreportaje que cuenta con cierto interés histórico e incluso sociológico pero carente éste de interés artístico, siendo “Opfer Des Hasses” un buen ejemplo de que el fin no justifica los medios, especialmente si éstos son tratados y mostrados en la pantalla de forma tan torpe y sin ningún rubor.

Y ahora si me lo permiten, les tengo que dejar momentáneamente, pues este conde germánico tiene que pedir a sus sirvientes que contribuyan lo máximo que puedan con una interesada organización aristocrática.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Samstag, Oktober 08, 2011

"Das Weib Des Pharao" (1922) By Ernst Lubitsch

“Das Weib Des Pharao” (1922) has been one of the most anticipated silent film restorations released in this modernen year. September saw the long awaited premiere of the film which was superbly restored thanks to the efforts of different European institutions. This little known Herr Ernst Lubitsch movie of his German period is now available to the joy of silent film fans around the world.

“Das Weib Des Pharao” was the last film directed by Herr Lubitsch before he departed to Amerika where his career was very different in terms of artistic style and goals. Certainly “Das Weib Des Pharao” is characteristic of his work during his Teutonic epoch.

First of all, the film is “kolossal”: magnificent décors, lavish and gorgeous costumes, crowd scenes astonishing in the number of extras employed. This huge production and Herr Lubitsch’s mastery transports the audience back to ancient Egypt.

But “Das Weib Des Pharao”, spectacular art direction and staging notwithstanding, is also a tormented love story, intimate and nuanced and combining seamlessly with the more spectacular dimension of the plot, the war between the king of Ethiopia Herr Samlak ( Herr Paul Wegener ) and the pharaoh Herr Amenes ( Herr Emil Jannings ). The conflict begins when the king of Ethiopia invades Egypt because his daughter, Frau Makeda ( Frau Lyda Salmonova ) has been rejected by Herr Amenes due to his infatuation with Frau Theonis (Frau Dagny Servaies), namely slave of Frau Makeda. To complicate matters, Theonis is in love with Herr Ramphis (Herr Harry Liedtke). Theonis, against her will, becomes the Queen of Egypt. Tragedy follows for all.

This Herr Von was absolutely fascinated during the scenes between the pharaoh Amenes and the beautiful slave Theonis; Jannings’ restrained performance shows all the pain and longing of unrequited love as he vainly tries to win her favour. Some of the scenes are in lovely chiaroscuro; the cinematography by Herr Alfred Hansen und Herr Theodor Sparkhul is brilliant.

“Das Weib Des Pharao” is for this German count a very special Lubistch oeuvre, combining the characteristics of a “kolossal” picture with intimate melodrama. None of the Lubitsch wit is on hand and there is certainly no humor in the film to lighten the story. It remains serious all the way through and is without concessions, making it a very unique Lubitsch film whose rediscovery is a great gift to lovers of the Silent Era.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count has an appointment with his beautiful Teutonic slave instead of one of his fat German heiresses.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien


Problabemente “Das Weib Des Pharao” (1922) ha sido una de las restauraciones silentes más esperadas del año, un gran estreno que tuvo lugar el pasado mes de septiembre y que fue posible gracias al esfuerzo de diferentes instituciones europeas las cuales han realizado un magnífico trabajo de restauración con uno de los filmes menos conocidos de la época germánica de Herr Ernst Lubitsch y que ahora finalmente está disponible para alegría de todos los admiradores del cinema silente del mundo entero.

“Das Weib Des Pharao” fue el último filme dirigido por Herr Lubitsch antes de viajar hacia Amerika en donde tendría una exitosa carrera artística, bastante diferente en ciertos términos artísticos en comparación con su etapa germánica, siendo “Das Weib Des Pharao” un magnífico ejemplo acerca de esa diversidad artística en la obra del director teutón.

“Das Weib Des Pharao” es ante todo un “kolossal”, tal y como se puede apreciar desde el mismo inicio del filme en donde espectaculares decorados, un lujoso vestuario y pasmosas escenas repletas de extras, consiguen transportar al público hasta el viejo Egipto gracias a la maestría y capacidad que tenía Herr Lubitsch a la hora de abordar éstas grandes producciones cinematográficas, las cuales dieron al director germánico fama y reconocimiento más allá de las fronteras de Deustchland.

Pero “Das Weib Des Pharao”, además de su espectacular dirección artística y puesta en escena, es también un peculiar filme debido a la forma en que es tratada la historia de amor principal de la película, teniendo en cuenta que estamos ante un “kolossal”, al alternar una atmósfera intimista con la parte más espectacular de la historia, la cual transcurre durante la guerra entre el rey de Etiopía, Herr Samlak ( Herr Paul Wegener ) y el faraón Herr Amenes ( Herr Emil Jannings ).

Éste Herr Von se quedó absolutamente prendado con las escenas entre el faraón Amenes y la bella esclava Theonis ( Frau Dagny Servaes ), en las cuales un hombre locamente enamorado intenta ganarse en vano el amor de su amada, bellas escenas en claroscuro ( absolutamente brillante el trabajo de fotografía realizado por Herr Alfred Hansen und Herr Theodor Sparkuhl ) en donde un contenido Herr Jannings muestra todo su dolor y enorme deseo hacia un amor no correspondido.
Lo mismo acontece con la bella Theonis la cuala duda entre el amor verdadero y otras obligaciones más terrenales, pues a pesar suyo, se convertirá en reina de Egipto, además de un tercero en disputa en este amor a tres bandas, Herr Ramphis ( Herr Harry Liedtke ), teniendo que compartir el susodicho la pasión y el dolor que conlleva tan tormentosa relación, todo un triángulo amoroso de poder y sumisión, entre amo y sirvientes.

Como éste Herr Graf ha mencionado anteriormente, tan contradictorio torbellino de apasionados sentimientos humanos transcurre durante una época conflictiva para Egipto cuando el rey de Etiopía invade dicho país al ser rechazada su hija, Frau Makeda ( Frau Lyda Salmonova ) por Herr Amenes al quedarse éste prendado de Frau Theonis, a la sazón esclava de Frau Makeda, dando origen dicho conflicto a espectaculares y sorprendentes escenas de acción, otorgándole a la historia de amor del filme una carga mucho más dramática, la cual Herr Lubitsch sabiamente va desarrollando hasta la última parte del filme con su consecuente trágico final.

“Das Weib Des Pharao” es para éste conde germánico una película muy especial dentro de la filmografía de Herr Lubitsch debido a la diferente forma en cómo es abordada la historia principal del filme, por una parte un espectacular “kolossal” con todos los elementos y características propias de éstas grandes producciones silentes y por otra parte, un melodrama intimista en donde Herr Lubitsch excluye cualquier rastro de su peculiar sentido del humor, aligerando de ésta forma la historia, tal y como sí acontecía en otras producciones similares dirigidas por el director germánico, teniendo como resultado un filme mucho más dramático y sin concesiones, una película ciertamente especial debido a éste aspecto y que conjuntamente con su parte más espectacular, hacen de “Das Weib Des Pharao” una obra muy especial y ciertamente brillante que debe ser descubierta por las modernas generaciones silentes.

Y ahora si me lo permiten, les tengo que dejar momentáneamente, pues este conde germánico tiene una cita con una de sus bellas esclavas teutónicas en vez de una de sus gordas herederas germánicas.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien

Samstag, Oktober 01, 2011

"Der Kaufmann von Venedig" (1923) By Peter Paul Felner

The film “Der Kaufmann von Venedig” ( The Jew Of Mestri ) was written, produced and directed by Herr Peter Paul Felner in the silent year of 1923 and is a free adaptation of “Merchant of Venice” written by Herr William Shakespeare.
It is an elegant and expensive German film production that was shot on location in beautiful and decadent Venice with some of the most important Teutonic actors of the time: Frau Henny Porten, Herr Harry Liedtke und Werner Krauss and even the mysterious Herr Max Schreck .

So as you can see, mein liebers, it seems that we have a film that should be great, given the cast and production values, but unfortunately it isn’t so…

In spite of such important literary material ( that was “slightly modified in order to not offend the modern standard of good taste” as is written in a title card at the beginning of the picture, although this Herr Von believes that this was an excuse for not paying royalties ) and reputable actors, Herr Felner’s direction is ordinary and even boring. He does little more than illustrate some passages of the manuscript and then counts on the beauty of Venice to do the rest. Alas, it’s not enough.

The actors, although correct, perform their roles in a very a theatrical way. Herr Felner does not handle the scenes of the Jewish community very well and the stereotyping seems to have a subtle malice in it, a subject that in Teutonic hands is often dangerous.

In spite of the interesting material with which Herr Felner worked, the film must be judged a failure largely due to his sluggish and unimaginative direction. The tragic moments are insubstantial and the comedy doesn’t work so we are left with a routine costume film full of wigs, tights, and the scenery of Venice.

And now, if you'll allow me, I must temporarily take my leave because this German Count must practise being a gondolier with one of his Teutonic rich heiresses.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien


La película “Der Kaufmann von Venedig” fue escrita, producida y dirigida por Herr Peter Paul Felner en el año silente de 1923 y se trata de una libre adaptación de la obra “El Mercader De Venecia” de Herr William Shakespeare.
Estamos ante una considerable producción silente germánica, filmada en la bella y decadente Venecia, haciendo uso el director de bellos y elegantes escenarios de dicha ciudad tanto en interiores como en exteriores, una película en la cual participaron importantes actores teutónicos de la época, tales como Frau Henny Porten, Herr Harry Liedtke und Herr Werner Krauss e incluso parece ser que el misterioso Herr Max Schreck andaba por allí.

Por lo tanto, como ustedes bien pueden comprobar mein liebers, parece ser que estamos ante una notoria producción germánica debido a su gran presupuesto y al importante reparto, pero desafortunadamente no es así…

Y es que a pesar de contar Herr Felner con un importante material literario, el cual fue “ligeramente modificado para no ofender los valores del buen gusto”, tal y como se advierte en uno de los rótulos al principio del filme ( aunque éste Herr Von cree que gracias a esos retoques Herr Felner quería evitar así el tener que pagar derechos de autor ), además de importantes actores, la dirección de Herr Felner resulta ser plana e incluso bastante aburrida, limitándose a poner en imágenes ciertos pasajes del manuscrito original pensando que la bella ciudad de Venecia ya hará el resto.

Los actores, aunque correctos, interpretan sus papeles en numerosas ocasiones de una forma un tanto teatral, un hecho éste bastante extraño para una producción germánica de bien entrados los años 20, recurriendo además Herr Felner a tópicos que ciertamente no benefician artísticamente al filme, como puede ser por ejemplo, el tratamiento que recibe la comunidad judía en el filme, excesivamente estereotipada y con un cierto poso de velada malicia, un asunto éste que en manos teutónicas resulta ser siempre bastante peligroso…

Por lo tanto y a pesar del interesante material original con el cual Herr Felner contaba, debido a su acomodaticia y desganada dirección, los momentos trágicos del filme resultan ser en numerosas ocasiones insubstanciales y los aspectos cómicos del mismo no acaban de funcionar del todo, teniendo como resultado final un anodino filme de época repleto éste de leotardos, pelucones y venecianos rincones.

Y ahora si me lo permiten, les tengo que dejar momentáneamente, pues este conde germánico tiene que ejercer de gondolero para una de sus ricas herederas teutonas.

Herr Graf Ferdinand Von Galitzien